Películas & Innovación (y II): Un lugar en el mundo

He tenido que esperar al siguiente fin de semana para dedicar unas horas nocturnas a repasar la película que quedó casi empatada con “La Gran Evasión” en mi ranking particular sobre películas & innovación.

Es una elección menos evidente, la película es menos conocida, y tampoco está claro que este blog sea el más adecuado para hablar sobre ella, que para pensar sobre la innovación social existen ya referencias más consolidadas  (Blogis, un lugar a conocer).

WOKA Euskadi en un pueblo argentino, en la provincia de San Luis

WOKA Euskadi en un pueblo argentino, en la provincia de San Luis

La película es la argentina “Un lugar en el mundo” (Adolfo Aristarain, 1992), (aunque tuvo un curioso periplo uruguayo: la Academia le negó el Oscar que se merecía, así que la Concha de Oro de Donosti tuvo que hacer justicia). No tiene mucho de innovación tecnológica, ni es tan divertida como la anterior… ¿cómo pudo quedar en segundo lugar? (si no las has visto, no dejes de verla, o al menos lee algunos posts como éste, que cuenta muy bien de qué va):

  • es una película que habla también de personas, con objetivos también bastante imposibles de alcanzar (la globalización lleva algunas décadas poniendo difícil la justicia, especialmente para con los más débiles, como nos recordaba Paul en su magnífico post).
  • no hay espacio en esta película para la creatividad y la tecnología. Las sustituyen el compromiso y la coherencia, probablemente las herramientas indispensables para cualquier transformación (de eso debe ir esto de la innovación).
  • tampoco hay demasiada planificación, y la iniciativa individual conecta más con el corazón que con la cabeza de sus protagonistas. Es la emoción la que conduce la película (para una mente ordenada y racional puede resultar algo agresiva).
  • no acaba bien, no hay respuestas en la película, sino preguntas. Y la última pregunta es de las que se agarra en la garganta, aunque el protagonista y narrador de la película quiere constestarla desde la  esperanza (ya comentamos aquí que  a veces para ganar hay que perder, algo que también ocurre en la película que quedó tercera en mi ranking: Matar a un Ruiseñor (Mulligan, 1962)

Comentó Soumitra Dutta en su última visita a Euskadi que la innovación empieza por formularse las preguntas correctas. Esta película para mí plantea la pregunta de este siglo XXI, que no tiene que ver con la nanotecnología o la biotecnología, sino con el equilibrio que debemos encontrar entre la globalización y las personas.

Aunque he trabajado en multinacionales conviviendo con ejecutivos que me decían con orgullo que habían evolucionado para convertirse en seres globales, abandonando provincianismos antiguos, siempre he desconfiado de ellos. La experiencia me ha demostrado que a quien todo le da igual, con frecuencia le acaba ocurriendo que lo único que le importa es el dinero (no veo mucha ganancia en esa evolución, la verdad).

Por eso “Un lugar en el mundo” es mi segunda película innovadora: nos importa nuestro pequeño gran país, queremos hacer de esta tierra un lugar mejor en el que nuestros hijos y otras muchas personas puedan elegir quedarse. O quizá prefieran irse: que en ese caso se lleven con ellos algunos recuerdos que les ayuden a encontrar su lugar el el mundo.

4 pensamientos en “Películas & Innovación (y II): Un lugar en el mundo

  1. Preciosa película…creo que la pelicula apremia a buscar nuevos horizontes ante la caída de las utopías del siglo XX (especialmente el comunismo). 30 años después aún seguimos sin respuestas (como el hijo del protagonista), sin encontrar nuestro lugar en el mundo. Gracias Guiller por recordarme esta estupenda “peli”.

  2. No puedo estar más de acuerdo contigo en la elección Guillermo. Necesitamos referencias para no perdernos, para encontrar nuestro lugar en el mundo.
    Por mi parte acabo de ver La Reina Victoria (excelente película por cierto), lo cual me ha hecho recordar el explendor de la época victoriana y la profunda transformación que tuvo lugar durante la misma con un conjunto de reformas, muchas de las cuales aún persisten: la escolarización elemental obligatoria, la ampliación del derecho a voto a trabajadores, la legalización de los primeros sindicatos modernos o la expansión del ferrocarril.

  3. Thought in Euskadi » Blog Archive » Matar un Ruiseñor

  4. Un lugar en el mundo – euskadi™

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s