Mudarse contra la desolación

“Habian llegado a la Desolacion del Dragon
y a los ultimos dias del año.”
JRR Tolkien, El Hobbit, Capítulo XI “En el umbral”

En estos tiempos de oscuridad que nos ha dejado la crisis y de reformas que han estropeado más de lo que han arreglado, muchas personas han recordado la quinta regla de discernimiento que propone San Ignacio en sus Ejercicios Espirituales “En tiempo de desolación, nunca hacer mudanza” (que, por cierto, tiene una longitud ideal para Twitter).

Alguna vez me han comentado que la cita era incompleta, que realmente el consejo ignaciano no se limitaba a esa recomendación. LLegué a buscar la cita completa, sin éxito: el texto entero de la quinta regla no hace sino explicar el sentido de la cita, sin aportar nada diferente.

ErnioHe necesitado la ayuda de la Providencia para que la respuesta me llegara esta semana, sin yo buscarla. Bastaba con leer unas líneas más, para descubrir que después de la quinta regla, San Ignacio dejó escrita la sexta, que empieza asÍ:

Dado que en la desolación no debemos mudar los primeros propósitos,
mucho aprovecha el intenso mudarse contra la misma desolación (…)

Necesitaría más espacio, y más conocimiento, para hablarte del resto de las reglas, en las que explica el sentido de la consolación y la desolación, y las trampas de ambos estados del alma. Pero me ha parecido oportuno dejarte aquí la sexta, aprovecha el intenso mudarse contra la misma desolación…

Porque leemos las recetas de unos y otros para salir de la crisis, pero empezamos a estar un poquito hartos ya de recetas, lo que queremos es dejar de estar enfermos… Habrás leído ayer viernes a Garicano, de la London School of Economics ‘Hay que decidir si queremos ser Dinamarca o Venezuela’, o el lunes el lúcido artículo de su amigo Jesús Fernández Villaverde (Profesor de la Universidad de Pennsylvania) “No querer hacer las cosas bien“.

Podrán gustar más o menos los diagnósticos o los planes de tratamiento de unos y otros, pero el tema hace tiempo que ya no es ése ¿de qué sirven ya las columnas en los periódicos, los posts en los blogs, las frases ingeniosas en twitter? ¿de qué sirven las movilizaciones ciudadanas? ¿quién cogerá de una vez el timón y nos sacará de esta ruta a la perdición que llevamos, en vez de señalarla con el dedo…?

El tiempo de desolación está haciéndose demasiado largo, y se nos está empezando a meter por dentro de los huesos. Por eso nos conviene recordar el consejo de Ignacio, …mudarse contra la desolación. Nadie cogerá el timón si no lo cogemos nosotros, cambiamos por dentro, luchamos contra la oscuridad, que es la única forma efectiva por la que podremos empezar a cambiar lo que tenemos fuera…

Para hacer esa mudanza, Ignacio recomienda que tratemos de mantener encendido el faro de la consolación, marcar como si fueran balizas los días en los que nos parece que vamos por el buen camino, que esas emociones nos sirvan como luz. No olvides que no será la fuerza de la lógica o la razón la que transforme esta sociedad, sino la fuerza de nuestras emociones, infinitamente más poderosas, las que acabarán prendiendo fuego a todo lo que nos está impidiendo encontrar la salida.

Tenemos que esperar al verano para ver cómo acaba “La Desolación de Smaug”, (aunque ya Thorin les ha dejado dicho a los enanos cómo acabará y en los títulos finales se oía la preciosa canción de Ed Sheeran…)

“Si esto acaba en fuego, entonces, arderemos todos juntos”

 

Un pensamiento en “Mudarse contra la desolación

  1. ¡Gracias Guillermo! Como siempre un placer leerte. sin duda mi sábado va a ser distinto. A ver si consigo mantener el espíritu el resto de la semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s