La Revolución empieza con la “D”

«No intentes cambiar un sistema,
construye uno nuevo que haga que el anterior se vuelva obsoleto»
Buckminster Fuller

En pocos días he leído tres artículos muy interesantes, todos apuntando en la misma dirección: La creciente importancia de las ciudades (“Metropolis”, o “Metros”) como agente clave en los cambios que necesitamos y, en coherencia, la tendencia que algunos países han iniciado de devolver el poder económico a las ciudades (“Devolution”).

Es algo que voy leyendo desde hace tiempo, y me llamó la atención por el paralelismo con el primer Renacimiento, en que las ciudades fueron los motores del cambio. Empezó en el norte de Italia, con Florencia, Ferrara, Milán, Venecia… pero luego se extendió por todo el norte de Europa, con Holanda a la cabeza.

En esa primera “devolución”, se inventó la deuda pública para las ciudades, que ahora se ha extendido a los Estados y nos ahoga (“too big to fail”, ya sabes), se inventó la banca moderna (Milán), se inventó la Bolsa (¿sabías que el nombre viene del apellido del propietario del edifcio que acogió la de Brujas, Van Der Buërse?)… Las ciudades fueron la cuna de las innovaciones sociales, las que iniciaron las relaciones de mecenazgo con los científicos. las que impulsaron con fuerza sus Universidades,

Fue en la Universidad de Glasgow en la que James Watt tuvo la intuición de que era posible mejorar de forma substancial la tecnología de la máquina de vapor, añadiendo un condensador. Fue en Birmingham, Manchester, Birmingham, Portsmouth, Southampton… donde estalló la Revolución Industrial.

Por eso tengo para mí que los jóvenes de Podemos se equivocan no presentándose a las municipales: la revolución no se hará cambiando el Estado (cuando lleguen al poder, se darán cuenta de que ese mismo poder que necesitaban para cambiar las cosas, está construido sobre lo que quieren destruir, y se harán un lío…). No, la revolución nacerá de las ciudades. Lo explica muy intuitivamente Buckminster Fuller (claro que no era politólogo, sino Doctor en Ciencias por el Bates College de Boston), en la cita que abre el post.

Bueno, que me enrollo con historias de abuelo cebolleta : ) Os dejo las pistas a los tres artículos, deberías leerlos si estás inquieto por las devoluciones pendientes (perdón, revoluciones quería decir):

  • Dismantling Empires Through Devolution“, de nuestro viejo conocido Parag Khanna, The Atlantic (September 26), un post ciertamente “devolucionario” (ya me entiendes, no repito más el chiste) y bastante nacionalista, by the way.
  • Unleashing Metro Growth” un informe publicado el 22 de Octubre por la City Growth Commission, por encargo de la RSA (Royal Society for the encouragement of Arts, Manufactures and Commerce) en UK. El joven que preside esta Comisión es el mismo que acuñó el término BRIC para anunciar el imparable despegue de las emergentes (muy despistado no anduvo, ¿verdad?)… Puedes leer también “Univercities, the knowledge to power UK metros“, también de este mes, una visión estratégica sobre lo que la Universidad tiene que ser en estos tiempos de cambio.
  • Where does the Creative Class move?“, un post que publicaba ayer mismo Richard Florida sobre la creciente competencia de las metrópolis en USA para captar el talento: D.C., Boston, San Francisco, Seattle, New York, Houston… (gracias por la pista, @JaimeBalaguer)

Si no eres de leer mucho, puedes mirarte el Prezzi de Unleashing Metro Growth, o verte el vídeo de la presentación del informe la semana pasada.

Unleashing Metro GrowthLo de no leer mucho, también deberías mirártelo. Yo me voy a saludar y a recordar un ratillo a mis abuelos, que trabajaron sin descanso para que mis padres tuvieran estudios, y a mí, siendo niño, me inculcaron el amor por los buenos libros y por las montañas.

5 pensamientos en “La Revolución empieza con la “D”

  1. Hoy has estado fantástico, inspirador, positivo, constructivo y devolucionario, GRACIAS! Disfruta de tus aprendizajes y la fuente de los mismos, un abrazo!

  2. La Revolución empieza con la "D&quo...

  3. Muy interesante artículo y, sobre todo, las referencias. Un pequeño y rápido comentario sobre Podemos. No creo que estén en esta onda porque su punto de partido es muy centralista, hay un poso muy importante de “comité central” y cambio desde arriba, a pesar de la retórica que estamos escuchando. Y lo que tú apuntas en tu post habla más de redes descentralizadas, que no es lo mismo que círculos ¿concéntricos?.

  4. Me encanta ver la visión de ciudades no como infraestructuras sino como espacios donde suceden cosas, donde la actividad se palpa y donde el centro de todo ello son las personas.
    Mola, una vez más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s