Bajo la mirada del Dragón del Agua

Este año 2012 nos visita el Dragón del Agua. La última vez que nos visitó fue en 1952 y no volveremos a encontrarnos hasta 2072 (el calendario chino recorre un ciclo completo cada 60 años: 12 signos por 5 elementos). Como además acabamos de entrar en el mes del Dragón, he aprovechado para invocar su presencia. Calculo que será la única vez que nos encontraremos (en vida, al menos), así que no podía perder la ocasión para pasar un ratillo charlando con él.

Me interesa leer y pensar en algunas cosas bajo la mirada del Dragón de Agua, que nos visita cada dos generaciones. Algunas de las cosas que tenemos que arreglar nos llevarán ese tiempo… En su última visita, en 1952, se creaba Ekin, de la que pocos años más tarde se escindió ETA. Nos visita ahora, en este tiempo de esperanza, espero que cuendo vuelva las heridas abiertas hayan ido cerrando, porque hemos sabido curarlas.

También reconstruir el modelo económico y social, convertir a Euskadi en una referencia en la economía del conocimiento, recuperar un sistema de valores más sano… son tareas que requieren plazos amplios. Ya sabéis que yo ardo rápido, el Dragón de Agua se ha sonreído cuando le he contado mi impaciencia.

Después me ha recomendado que lea despacio el informe que acaba de escribir este mes el premio nobel de economía Michael Spence “The Evolving Structure of the American Economy and the Employment Challenge“. Estudia con profundidad el dilema de la economía americana: la competencia global de los mercados ha generado productos más económicos, pero para ello ha desplazado el empleo a otros países ¿de que te sirve que los productos sean más baratos si la sociedad se deshace por el desempleo?

Este joven es listo, y llega a varias conclusiones que confirman lo que voy leyendo aquí y allí:

  • el capitalismo global no sabe resolver un problema, que es el de la desigualdad de las rentas. Crea mucha riqueza (en eso el sistema ha sido imbatible, al menos hasta ahora), pero la distribuye de forma desigual. El sistema de valores que rodean a la lógica del sistema acaban pudriendo a las sociedades que, siendo más ricas, son más insolidarias e individualistas.
  • así que Spence es moderadamente optimista en que el sistema encontrará la senda del crecimiento, pero no en que resuelva el problema del desempleo.Y eso pondrá nerviosos a los políticos, que activarán las políticas proteccionistas, y entonces el sistema empeorará: porque creará menos riqueza, y la seguirá distribuyendo igual de mal…

¿Qué vías de solución propone Spence? Básicamente dos: invertir en infraestructuras del conocimiento orientadas a crear actividad económica, y abrir un amplio debate público-privado, implicar a toda la sociedad para que trabajemos juntos en la solución de este endiablado problema.

  • Investing in hard and soft infrastructure with an explicit focus on employment is almost surely the right way to get started. But it isn’t possible to know in advance how effective this will be in expanding employment options. Experimenting is only the way to solutions.
  • These structural issues deserve attention and debate sooner rather than later. A broad discussion involving policymakers, business, labor, universities and research institutes, and concerned social organizations is needed, in part because the knowledge required to create and evaluate possible responses is highly decentralized.

El Dragón me ha guiñado su ojo rasgado, y me ha dicho al oído, con su aliento de fuego: “Sigue trabajando, cada día, todos los días, sin desmayar. Dentro de 60 años, volveré para ver los frutos de tus proyectos, y les preguntaré a tus hijos: ellos me lo contarán. Y no te impacientes: las inversiones que tenéis que hacer, y los consensos que tenéis que lograr, no se construirán en un año, ni en dos, ni serán obra de una sola persona”.

Después ha alzado el vuelo y se ha perdido en el cielo azul (el Dragón del Agua tiene ese mismo color). Cuando vuelva, yo ya no estaré. Tendré que dejar a mis hijos su regalo para que se lo devuelvan, el regalo de mirada del Dragón del Agua.

A propósito ¿sabéis qué representa en el horoscopo chino? El dragón de agua es el símbolo del Cambio…

Escrito en Uncategorized | 6 Comments »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s