Asesinato en la Catedral

Ahora está claro mi camino, ahora es  su sentido manifiesto
La tentación no volverá de esta forma
La tentación postrera es la traición más grande
Hacer lo que conviene por un motivo falso

Tomas Becket, en “Asesinato en la Catedral”

El lunes, comiendo con nuestro invitado, Manuel Conthe, me hablaba de lo que él llama el “efecto Becket”. Se refería al personsaje histórico Tomás Becket, al que el Rey Enrique II nombró Lord Canciller de Inglaterra y también Arzobispo de Canterbury.

Después de años de amistad y leal servicio, ambos acaban irremediablemente enfrentados por el devenir de las relaciones entre la Iglesia y el Reino. Y el “efecto Becket” al que se refería nuestro invitado se refiere a ese supuesto conflicto de lealtades ¿qué va primero, la lealtad al líder, o la lealtad a las propias ideas y creencias?

Desde luego a Enrique II le parecía que lo primero. Su ira por lo que él consideraba la traición de su amigo acabó con Becket asesinado en la catedral a manos de hombres del Rey. La excelente película “Becket” (Glenville, 1964), que a su vez se basaba en la obra de teatro “Becket o el honor de Dios” (Jean Anouilh, 1959), nos cuenta esta historia de manera magistral (si sacas un ratillo, doce nominaciones y un Oscar al Mejor Guión Adaptado,se merecen unas palomitas, hay películas que no pasan de moda).

7261803_f1024Muchos males de los que nos aquejan vienen de esta idea que asalta a quienes tienen la responsabilidad de gobernar países o empresas: quienes no apoyan sus decisiones, se convierten en enemigos y traidores. Y así acaban rodeados de coros de palmeros, siempre preparados a aplaudir las decisiones de su líder, siempre comprensivos con sus debilidades, siempre listos para pasar por la espada a los que tengan la osadía de disentir.

Claro que asumir el papel de Tomas Becket no es sencillo. El Nobel T.S. Elliot retrata a la perfección en “Asesinato en la Catedral” las dudas de Becket, tentado de cuatro maneras distintas que le invitan a escapar de lo que es su obligación moral: defender sus ideales. Esta necesidad de personas que luchen por sus ideales es una constante en Elliot, que en “Los hombres huecos” nos explica que el fin del mundo no vendrá por un conflicto, sino por la mediocridad de los que se conforman y se dejan llevar por las conveniencias (“This is the way the world ends. Not with a bang but a whimper).

Por eso he tenido tanto honor en prologar el libro que ha presentado esta semana en Pamplona Javier Uriz “La creación de riqueza en la empresa española. Un libro en el que desde la responsabilidad de las propias ideas y creencias, Javier cuestiona los males que aquejan a nuestras empresas y al entorno que las rodea, sin temor de enfrentarse a dogmas como la propiedad de la empresa, para volver a poner en el centro a la persona, y a su responsabilidad.

Eso necesitamos, me parece, personas que no hagan y digan lo que conviene, sino lo que su conciencia les diga que es su deber hacer y decir. Haríamos bien nuestro trabajo en la Universidad si tan solo fueramos capaces de educar a nuestros jóvenes en esa sencilla norma de conducta.

Paradojas de la historia, fue Enrique II el que dio un impulso decisivo a la primera Universidad en el Reino Unido. Los jovenes ingleses iban a estudiar a París, y volvían demasiado leales a la Iglesia para gusto de su Rey, así que en 1167 les prohibió que fueran a estudiar a Francia. Como consecuencia, Oxford se convirtió en el centro universitario de referencia en UK, del que después se escindió en 1209 Cambridge. Sin duda, su amigo y mentor Thomas Beckett enseñó bien a Enrique, y le explicó que apostar por el conocimiento, era la más segura de todas las apuestas para un reino…

 

 

 

Entre Escila y Caribdis

Hoy ha estado nuestra amiga Angela Merkel en el Vaticano, y Francisco le ha regalado la medalla con la imagen de San Martín ofreciendo su manto a un pobre. El Papa le ha explicado que le gusta regalar esta imagen a los jefes de Estado porque “pienso que su trabajo es proteger a los pobres”. Y Merkel ha respondido, toda entera, con un “nosotros tratamos de hacerlo lo mejor posible”. Menos mal, he pensado yo…

merkel-papa-francisco--644x362Me he acordado de cuando le pregunté la semana pasada a Antonio, el conductor mexicano que nos llevaba desde la frontera de Guatemala hasta San Cristóbal de las Casas, que quién iba a ganar las elecciones que tienen este año en el Estado de Chiapas. Antonio, una persona que de joven fue a trabajar a la construcción en DF para progresar y había regresado “porque aquello era peor”, retiró un momento la vista de la carretera para mirarme a los ojos, y decirme con esa música con la que hablan los mexicanos:
- Qué importa quién gane, todos son iguales.

Antonio hablaba con orgullo de sus raíces indígenas, y que ahora por fin en los colegios de Chiapas habían conseguido que fueran profesores que, además de castellano, hablaban su lengua tzeltal. También se iluminaban sus ojos cuando nos habló de su hijo mayor, que hablaba 5 idiomas y se ganaba bien la vida como guía turístico. Me dejó impactado su educación, su profundo conocimiento de la cultura y de la historia de su pueblo. “Hay que conocer de dónde venimos, señor…” me dijo con su amable sonrisa cuando llegábamos al aeropuerto de Tuxtla.

Ya en el avión de vuelta, en la prensa económica me encontraba con los titulares de la semana, la negociación entre el Eurogrupo y Grecia. Pensé para mí, en Europa no es muy diferente, todos son iguales. Navegantes perdidos que deben atravesar el estrecho paso entre Escila y Caribdis. En un lado, la sociedad cansada de ver cómo la desigualdad sigue ganando terreno cada día. En el otro lado, la austeridad impuesta por la troika y los mercados.

Ni la sociedad ni los mercados están dispuestos a hacer concesiones, y van tirando de una cuerda cada vez más tensa. En los dos lados de la soga, la misma presión del corto plazo: o las próximas elecciones, o el próximo hito de negociación de la deuda soberana. No hay espacio para las inversiones a largo plazo, públicas y privadas, que serían la única forma de volver a crear riqueza de forma sostenida, como explicaba ayer el Nobel Michael Spence en su magnífico último post en Project Syndicate.

Aunque ya sabéis que Ulises, con la ayuda de Atenea, consiguió atravesar en dos ocasiones el angosto desfiladero entre los dos monstruos (aunque la primera perdió a seis de sus tripulantes por acercarse demasiado a Escila, y la segunda fue el único superviviente…)

Supongo que siguiendo el ejemplo de Ulises, el laborista británico Ed Miliband contrató hace un año a David Axelrod, el estratega que asesoró la campaña del “Yes, we can” de Obama (los estrategas electorales son una especie de nuevos dioses, supongo). Sin duda siguiendo sus consejos, los laboristas han publicado esta semana “A better plan for Britain’s Prosperity“. He leído el capítulo Using public investment to support science, innovation and strategic sectors y casi me echo a llorar de la emoción.

También leía en el mismo periódico que Ciudadanos presentaba su programa económico, asesorados por los prestigiosos economistas Luis Garicano y Manuel Conthe. He visto que en el programa se comprometen a llevar la inversión en I+D en España al 3% del PIB. Bien por ellos. Aunque como no es la primera vez que leo esa promesa en programas electorales, he pedido a mi tripulación que en esta ocasión me aten al mástil de la nave, no vaya a ser que me vea arrastrado por cantos de sirena…

Mientras voy atado y oigo estos cánticos, me acordaré de la mirada de Antonio, conduciendo entre cafetales, con esa sabiduría milenaria de los indígenas chiapanecas. También en la medalla de San Martín que regala Francisco, y en su mensaje.

No creo que consiga que le contraten como asesor de campaña, aunque quizá en ese mensaje resida la última esperanza que le queda a Europa.

 

Bonus Track

By the way, este lunes 23, Alumni La Comercial trae como invitado a Manuel Conthe, que no viene a hablar de política ni de programas electorales, sino de su último libro “Pensar con Arte”, con sesenta historias protagonizadas por personajes del mundo del Arte y de la Historia.

Si os apetece acercaros, ya sabéis que la Universidad es vuestra casa.

El Señor de los Espejos

“Si no puedes tener la razón y la fuerza
escoge siempre la razón y deja que el enemigo tenga la fuerza.
En muchos combates puede la fuerza obtener la victoria,
pero la lucha toda, sólo la razón vence.
El poderoso nunca podrá sacar razón de su fuerza,
pero nosotros siempre podremos obtener fuerza de la razón”
Subcomandante Marcos, en “El Señor de los Espejos”

Ando estos días en Chiapas, en México, visitando el proyecto Capeltic, una iniciativa que he conocido gracias a Alboan. En esencia, se trata de un movimiento cooperativo que trata de crear las condiciones para un desarrollo económico sostenible en las comunidades que cultivan el café en este territorio. Otro día os contaré más cosas de este proyecto, en el que estamos tratando en Deusto de aportar un granito de arena, junto con otras Universidades. Aunque en este caso quizá sea más apropiado decir un granito de café : )

Y quizá, más apropiado todavía, sea reconocer que en estos temas de econonomía solidaria, tenemos más por aprender que por enseñar. No en vano, en este estado de México la desigualdad campa a sus anchas desde hace siglos, que ya Bartolomé de las Casas en el Siglo XVI tuvo que escribir la “Brevísima relación de la destrucción de las Indias” para protestar por tanto desastre… (la ciudad de San Cristóbal de las Casas desde la que escribo este post lleva en su nombre “de las Casas” en honor a este joven)

Aquí también se hizo famoso el “Subcomandante Marcos“. Si eres joven no tendrás ni idea de quién te hablo, y si tienes alguna edad como yo, igual ya no te acuerdas de su pasamontañas y su pipa… Desde que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional dejó las armas en 2005, sus apariciones en los medios han sido mucho menos frecuentes. Yo no me había enterado, pero el año pasado 2014 en Mayo, él mismo anunció en un comunicado (“Entre la luz y la sombra”) que el Subcomandante Marcos desaparecía, aunque no su lucha.

subcomandante-Marcos-manda-comunicado-tras-1750906He estado leyendo aprovechando el insomnio del cambio de hora varios textos y fragmentos de entrevistas con este joven, incluyendo la que transcribió Vazquez Montalbán en el libro “El Señor de los Espejos“. Me ha gustado su mensaje, especialmente en la última época en la que descubre con claridad que la violencia nunca es la solución…

Me ha impactado también la forma en la que crea el personaje, y su habilidad para ganarse a los medios de comunicación. Antes de que existieran los blogs y los posts, en más de 200 ensayos e historias, el Subcomandante Marcos dejó un cuaderno de bitácora de su viaje lleno de relatos y fábulas en las que incansablemente transmite su mensaje. Antes de que existieran youtube, deja innumerables vídeos virales que son piezas maestras de la comunicación (a pesar de que el pasamontañas no nos deje leer las expresiones de su rostro).

Sin duda trabajar por reducir las desigualdades que todavía nos dividen es una causa que merece la pena, quizá más que trabajar por la apuesta por la industria y el conocimiento, la ciencia y la tecnología. O quizá sean caras de una misma moneda, y tenga que encontrar la forma de integrarlas, para entender cómo puedo ayudar, qué hago con el tiempo que me queda.

Quizá también, para evitar represalias, tendría que inventarme un Comandante para abordar esa batalla. Podría llamarle “Comandante Imaginario”. Me refiero, claro está, a la raíz cuadrada de -1,, porque el nombre “Comandante Cero” ya está cogido : )

Pensaré en ello. Lo mismo en el siguiente post os dejo un vídeo revolucionario, con pasamontañas y pipa (claro que no sería yo, sería el “Comandante Imaginario”) Tú, mientras tanto, vete pensando que te llevarás cuando tengamos que echarnos al monte.

Siguiendo un cometa

Entre todo lo que llovió la semana pasada, y todo lo que ha nevado ésta, hemos tenido el cielo bastante encapotado. Tenía yo la ilusión de haber visto el cometa Lovejoy, que ha estado de visita estas semanas, pero de momento no he tenido demasiada suerte. Lo mismo tengo que esperar a dentro de 8.000 años, que es lo que tardará en volver a pasar.

Otros cometas son menos esquivos, como el Halley, que pasa cada 76 años. Ya sabéis que el escritor Mark Twain nació en una visita de este cometa, y se fue en la siguiente (como él mismo había predicho que sucedería). No deja de ser una forma elegante de llegar y de despedirse ¿verdad?

Te cuento esto porque el otro día comentaba con un alma gemela que esto de defender la apuesta por el conocimiento escribiendo un post cada semana, y dando conferencias cada vez que nos llamaban, era una tarea a la que quizá debiésemos poner fecha de caducidad. No porque vayamos a dejar de creer en ello, sino porque puede llegar un momento en que acabemos aburriendo (o cabreando) a todo el mundo. A veces nos queda esa sensación, a mi alma gemela y a mí… Así que igual voy buscando en el cielo una estrella, un cometa o una nebulosa que me permita despedirme de forma elegante.

O un aniversario de alguna fecha señalada. Hubiera podido hacerlo este miércoles, que se cumplían 10 años del día que me incorporé a IK4 el día de su presentación en sociedad, allá por el año 2005, O el próximo 5 de julio, que se cumplirán 8 años desde que me incorporé a Innobasque, el día de su creación… O el día siguiente, 6 de julio, que se cumplirán 7 años desde mi primer post en Thought in Euskadi “Yes, we can!”. 

O quizá el título de ese primer post sea una pista, y deba esperar al último día del cometa Obama, que dentro de unos meses se despedirá de la Casa Blanca, tras ocho años de mandato. Es de los pocos líderes que siempre ha defendido con claridad esto del I+D, primero en los discursos, y luego en los presupuestos.

01202015_Barack-Obama_Barack-Obama-FacebookHace unas semanas lo decía alto y claro en su penúltimo “Discurso del Estado de la Unión“. Te dejo los fragmentos relevantes, aunque te invito a que lo leas entero, los discursos de Obama son casi siempre obras maestras de la oratoria.

“Las empresas del siglo XXI dependerán de la ciencia, la tecnología, la investigación y el desarrollo que se realice en Estados Unidos (…) Ahora, la verdad es que cuando se trata de temas como la infraestructura y la investigación básica, sé que tenemos el apoyo bipartidista en esta cámara. Me lo han comunicado miembros de ambos partidos.

Sin embargo, solemos toparnos demasiado a menudo con dificultades insalvables cuando intentamos decidir cómo pagar esas inversiones (…)

Este año tenemos una oportunidad de cambiar todo esto.”

 

y esta semana pasada lo ha cumplido, presentando un proyecto de presupuestos con un un incremento de la dotación de I+D de casi el 6%, y el anuncio de nuevas medidas fiscales para apoyar el I+D privado. Ya veremos lo que queda después de pasar por el Congreso y el Senado, donde los republicanos y los lobbies esperan los presupuestos con el cuchillo y el tenedor…

En fin, seguiremos vigilando el cielo, leyendo libros y viendo películas, a ver por dónde llega mi estrella. Precisamente hace unas semanas se estrenó “Comet” en USA, cualquier día llegará por aquí. Un película muy original sobre la historia de una pareja en un universo paralelo, al que entran mientras contemplan la lluvia de estrellas que trae la cola de un cometa…

comet_970x390_TOPPER_3c

 

 

 

 

 

De vuelta a las Termópilas

Es un dato que la Historia y sus historias se repite, y por eso estos días muchos recuerdan historias de Grecia. Desde el Caballo de Troya (con el Toro de Osborne pisando los talones, por cierto), hasta la defensa de los griegos en el paso de las Termópilas ante el todopoderoso imperio de los mercados a las órdenes de Merkel (perdón, el todopoderoso ejército persa a las órdenes de Jerjes, quería decir).

syriza troyaTsipras, Dragasakis, Varufakis y el resto de bravos ministros griegos se han plantado en el estrecho paso, con la sana intención de demostrar que un gobierno no tiene necesariamente que estar al dictado de lo que digan los mercados. Quizá por eso sean todo chicos, por la testosterona que requiere el ejercicio. Será por eso, o porque hay países y líderes que siguen viendo y hablando solo con la mitad de las personas, una verdadera lástima y un gran error, a estas alturas del partido…

La duda es si podrán esperar hasta que lleguen los refuerzos hispanos (ayer estuvieron haciendo eso que hacen los espartanos de “Ajú!”), o sucederá como en la Segunda Guerra Médica, y acabarán aniquilados por una fuerza infinitamente superior, y que además se dará prisa en aplastarlos para evitar el contagio. Grecia no llega a representar el 2% del PIB de Europa, así que varios ya han puesto en marcha el cronómetro para contar el tiempo que falta para su salida del Euro, y las subsiguientes tragedias griegas: “Corralito del Dracma” y “Ya os habíamos avisado”.

Los mercados son pragmáticos. Pueden tolerar el experimento de Grecia, si se mantiene dentro de unos límites admisibles en la conversación sobre la devolución de su deuda. Pero si se sale de esos límites, el miedo de que los experimentos se extiendan a otros países, provocará una reacción drástica…

Así que, aprovechando que el tiempo viene frío, vamos a comprar unas palomitas y a disfrutar de la película. Creo que la siguiente escena es cuando mandan a la Troika para ver si los griegos se rinden sin pelear, y Varufakis (que tiene un cierto parecido físico con Lord Voldemort, todo hay que decirlo) les tira al pozo al grito de “Esto es Esparta!”. Los del “The Economist” ha comprado también palomitas, aunque se han puesto otra película : )

Economist_cover_Jan_2015

Bonus Track
Ez adiorik, Basque Research!

Este viernes se ha cerrado la página web de Basque Research, después de más de una década de servicio a la comunidad investigadora. Un servicio centrado en comunicar a la sociedad vasca, y también a difundir internacionalmente, los resultados de la investigación desarrollada en Euskadi. La Directora General de la Fundación Elhuyar nos deja hoy un artículo “Se cierra una ventana“, que invita a la reflexión, porque el cierre se debe básicamente a la falta de recursos…

Quería desde estas líneas dejar testimonio de mi gratitud a las personas y a la institución que han hecho posible Basque Research, y rendir homenaje a su esfuerzo, y al apoyo que han recibido de nuestras instituciones, por difundir nuestra ciencia.

Ez adiorik, Basque Research!

Pan para hoy, hambre para mañana

Esta semana ha sido generosa en acontecimientos económicos.

B735IQQCUAA9e18

De todas las lecturas que pueden hacerse, me quedo sin duda con la que ha hecho el Nobel Michael Spence el mismo jueves en su post en Project Syndicate, refiriéndose a Europa y los deberes que tenemos pendientes:

Sin embargo, la inversión pública no basta. Sin reformas estructurales complementarias que fomenten la inversión privada y la innovación -y, por ende, permitan que las economías se adapten y compitan en una economía global impulsada por la tecnología-, un programa de inversión pública tendrá un impacto decepcionantemente débil en el crecimiento. Por el contrario, la inversión pública financiada por deuda producirá un estímulo de corto plazo, a costas de una estabilidad fiscal a más largo plazo.

El problema es que las reformas estructurales son notoriamente difíciles de implementar. Por empezar, se topan con la resistencia política de quienes pierden en el corto plazo, entre los que se encuentran las empresas y los sectores protegidos por las rigideces existentes.

Alto y claro ¿verdad? Dinero público que se irá por el desagüe. Endeudarnos para comprar el pan para hoy, sin echar cuentas de que después habrá que devolver con intereses, y mañana nos tocará pasar hambre…

Para despedirme, he agrupado en un gráfico los datos de las encuestas de I+D y desempleo por Comunidad Autónoma de esta semana. ¿Euskadi queda bien en la foto verdad?
I+D vs. DesempleoOtro día os sacaré la foto de Euskadi cuando la comparas con Alemania, Finlandia, Suecia, USA, Japón…Lástima que esta última sea la foto relevante: nuestras empresas compiten, como bien dice Michael Spence “en una economía global impulsada por la tecnología”, y conformarnos con ser los mejores en España, me temo que es, por desgracia, hambre para mañana.

Economía, tarot y Rosetta

Este próximo martes, el International Monetary Fund difundirá los datos actualizados de su “World Economic Outlook”, que viene a ser la tirada de cartas del tarot que hacen los economistas del IMF sobre el destino del mundo.

Van aprendiendo el oficio, y cada vez sus predicciones son más oscuras y poéticas “mejora pero con peligros acechantes” o “oscurece pero con atisbos de luminosa esperanza“. Cualquier día Christine Lagarde saldrá con una guitarra y cantará eso de “Dust in the wind, all we are is dust in the wind”. Os aviso para que llenéis los mecheros (ahora que los combustibles fósiles están baratos) y os aprendáis los coros, que son “Ooo, Ooo, Ooo”.

Todavía no se ha animado con la guitarra, pero este jueves en Washington ha dado un discurso en el Council on Foreign Relations, poesía pura. Ha comentado que si hemos sido capaces de aterrizar en el asteroide Rosetta, cómo no vamos a ser capaces de aterrizar en los tres asteroides de la economía en 2015 (los tres “momentos Rosetta”), que os transcribo literalmente:

  • mantener el crecimiento de la economía y el empleo, a pesar del fuerte viento en contra (Ooo, Ooo, Ooo)
  • conseguir que este crecimiento sea más inclusivo, menos desigual
  • conseguir que sea más sostenible y equilibrado

He visto su foto, y todavía no se ha quedado calva (o lleva peluca, algo que siempre he sospechado). Ha elegido la misión Rosetta, que es europea, para darles en los morros a los yankees, que últimamente no hacen mucho caso a las amables indicaciones del IMF para que velen por los intereses del mundo, y no por los suyos.

Pero lo mejor del discurso es cuando señala,sin despeinarse, el papel clave de las políticas de estímulo de la economía y de las inversiones. No hace demasiado, ella misma amenazaba con las penas del infierno a quien se apartase de la senda de la austeridad, pero al parecer el viento ha cambiado, y ahora invertir en infraestructuras es “in”. Lástima que se refiere a las infraestructuras físicas (carreteras, puertos y esas cosas), y no pone el acento en las otras (las infraestructuras del conocimiento). Sin duda, ya se ha dado cuenta que ningún político serio cree que estas infraestructuras son realmente necesarias.

También hace alusión al papel clave de la igualdad y las políticas de género en la recuperación económica. Ha puesto deberes al G20, nada menos que 100 millones de nuevos empleos para mujeres. Viendo la foto de la última reunión de sus líderes, uno se queda muy tranquilo en estas cosas de la igualdad.

???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????Por supuesto, nosotros tenemos nuestros propios echadores de cartas locales. Por ejemplo, el Real Instituto Elcano, que sigue la senda poética de la que os hablaba “Entre luces y sombras: perspectivas económicas para el año 2015“. Por si el título no os aclara, después explica “El panorama económico internacional para 2015 es incierto, cargado de riesgos y con algunas oportunidades.”

La canción que cantan es la misma, así que no nos hace falta aprender otros coros, (gracias a Dios). Aunque cuando he llegado al final de su análisis me he visto obligado a levantarme para aplaudir.

Sin embargo, la losa del desempleo y la desigualdad y las transformaciones aún pendientes para que España se convierta en un país innovador y con una base industrial más sólidas implican que este entorno macroeconómico más favorable sólo se hará sentir en la calle de forma muy tenue.

Y es que, por mucho que nos echen las cartas, si no apostamos con decisión por la nueva industria del conocimiento, ningún viento nos será favorable. Seremos polvo a merced de las corrientes de la economía mundial… Hay que invertir en infraestructuras del conocimiento, y hay que invertir en apoyar nuestra industria. Y el momento es ahora, que no se nos pase.

Inexplicablemente, se le ha olvidado al Real Instituto Elcano hablar de la apuesta por la igualdad real. Pero luego he visto la última foto de su Patronato, y también me he quedado mucho más tranquilo.

patronato_SMElRey_elcano_2014_bigEn fin, para que no digáis que estoy negativo, os dejo con el lujo de entrevista con Pedro Miguel Echenique “El arte de lo resoluble” que han publicado este jueves en “Entrevista (a) con_ciencia”. Leyendo a grandes científicos como Pedro Miguel, uno se explica cómo hemos sido capaces de aterrizar en un asteoride (igual que leyendo a otros, uno se explica el motivo de que la economía esté hecha unos zorros).