El Peregrino en el Espejo

Cuenta el genial Borges que en alguna época pasada y legendaria, el mundo real y el mundo de los reflejos eran universos muy diferentes y autónomos, comunicados por las superficies lisas y brillantes de los espejos, por los que se transitaba a uno y otro lado.

Pero una noche, los seres que habitaban al otro lado quisieron invadir el mundo real, y sólo la poderosa magia del Emperador Amarillo consiguió devolverlos al mundo del que procedían. Una vez sellados los espejos, el Emperador les impuso el castigo eterno de repetir, como en una especie de sueño, todos los actos que sucediesen en el mundo real, condenados sin su fuerza y sin su verdadero rostro, reducidos a silenciosos reflejos serviles del mundo de los humanos.

Borges acaba su relato anunciando que, algún día, podrán liberarse del hechizo del Emperador:

Gradualmente diferirán de nosotros, gradualmente no nos imitarán. Romperán las barreras de vidrio o de metal y esta vez no serán vencidas. Junto a las criaturas de los espejos, combatirán las criaturas del agua.

Así que, cuando te veas reflejado en un espejo, piensa que desde el otro lado te está mirando un ser muy diferente a ti, soportando con paciencia la carga de tu imagen, esperando el momento de poder liberarse de la poderosa magia del Emperador Amarillo.

Girl at the mirror -  Norman Rockwell

Girl at the mirror – Norman Rockwell

Recuerdo que, al principio, sentía miedo cuando pensaba en ello y retiraba la mirada de mi reflejo. Pero un día me asaltó la idea de que quizá el Emperador Amarillo no fuese el salvador de la Humanidad, sino un malvado que nos quiso privar para siempre de la mitad que nos falta, y que había intentado reunirse con nosotros. Esa mitad que vemos en el espejo y ahora no nos aporta nada, porque solo le está permitido contarnos con su reflejo lo que ya sabemos de nosotros mismos, nada más.

Te contaré hoy un secreto, que ni siquiera Borges alcanzó a descubrir. En realidad, son seres luminosos, llenos de conocimiento, que nos observan desesperados, tratando de transmitirnos chispas de conciencia cuando el Emperador Amarillo está despistado. ¿Esa genial idea que has tenido mientras te afeitabas? ¿Esa solución que te ha llegado mientras te desmaquillabas? Eran ellos, no tengas ninguna duda. Muchas veces el mérito se lo lleva la almohada, pero en realidad han sido también ellos, siempre son ellos.

Hay personas que nacen con el don de saber atrapar los jirones de luz que nos lanzan del otro lado del espejo, a estos les llamamos científicos y artistas. Los griegos tenían una sola palabra para describir esa habilidad: τέχνη / téchne. Quizá por esa formación griega que tenía Saulo de Tarso, pudo explicar en su Primera Carta a los Corintios la esencia de esta historia:

Pues ahora vemos de un modo oscuro, como en un espejo; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco sólo de modo fragmentario; pero luego conoceré así como soy conocido.

Ahora ya sabes el verdadero motivo de mi pasión por ayudar a los científicos y a los tecnólogos, la batalla que cada día libro contra el malvado y cruel Emperador Amarillo. Porque hace años que descubrí la forma de atravesar el espejo, aunque tuve que pagar un precio muy alto por ello: quedo mudo como los seres que allí habitan cuando quiero contar en este mundo las cosas que he descubierto en el otro, mis dedos se enredan cuando trato de escribirlo o dibujarlo…

Esa es mi condena, peregrino entre dos mundos, capturado por la luz que me espera cada noche cuando atravieso el espejo, y atrapado por la tiniebla que no puedo romper al regresar a este cada amanecer. Por eso me gustan tanto el relato de Alicia y sus viajes, por eso me gusta tanto jugar al ajedrez, piezas blancas y negras en un espejo que se rompe en cada movimiento…

Ahora ya lo sabes. Por eso necesito tu ayuda para que nos dejemos invadir por la luz que nos trae el conocimiento, seamos capaces de abrir la puerta del futuro de claridad que nos espera.

¿Me ayudarás ahora, que sabes mi secreto?

De cuervos y escritorios

Este 2015 se cumplen 150 años desde la primera edición de Alicia en el País de las Maravillas, que ya sabéis que es uno de mis libros favoritos. Para celebrarlo, el Royal Mail ha editado diez sellos preciosos, con dibujos del ilustrador Graham Baker-Smith.

Alice in Wonderland  - 150th anniversaryHe tenido unas ganas tremendas de escribiros diez cartas, cada una con un sello diferente, pero de momento os mandaré la primera. Ya iremos improvisando el resto sobre la marcha, quedan nueve meses hasta acabar el año…

En honor del mes que trae la primavera, he elegido el sello con la Liebre de Marzo y el Sombrerero (he estado tentado de elegir el sello de la Reina Roja, pero lo mismo acabo con la cabeza cortada, ya sabéis el genio que se gasta su majestad…).

Quizá ya sabéis que Lewis Carroll, que no daba puntada sin hilo, recogió dos expresiones de la época (“loco como un sombrerero” y “loco como una liebre de marzo”) para dibujar estos personsajes inolvidables. Los sombrereros manipulaban en su oficio sales de mercurio, que les acababan afectando con síntomas similares a la locura, y marzo es el mes en el que las liebres se abandonan en rituales de apareamiento que les hacen parecer desquiciadas (a diferencia de las personas, que nos puede ocurrir en cualquier mes del año).

Pero lo que os costará más, es saber la solución del acertijo que le pone el Sombrerero a Alicia:

“Al oír esto, el Sombrerero abrió unos ojos como naranjas, pero lo único que dijo fue:
-¿En qué se parece un cuervo a un escritorio?
«¡Vaya, parece que nos vamos a divertir!», pensó Alicia. «Me encanta que hayan empezado a jugar a las adivinanzas.» Y añadió en voz alta:
-Creo que sé la solución.
-¿Quieres decir que crees que puedes encontrar la solución? -preguntó la Liebre de Marzo.
-Exactamente -contestó Alicia.”

Lo cierto es que, después de una conversación muy divertida, Alicia se da por vencida sin encontrar la solución, y tanto el Sombrerero como la Liebre le explican que ellos tampoco la saben (para indignación de Alicia).

El resto es leyenda: muchas personas (incluido el propio Lewis Carroll), han dado diferentes e ingeniosas respuestas a la adivinanza, pero no han llegado a ser validadas por el Sombrerero y la Liebre, con lo que nunca podremos saber cuál es la correcta (y eso que ambos son los dos únicos personajes del País de las Maravillas que le acompañan a Alicia en su segundo viaje A través del Espejo).

Mi respuesta favorita a qué tienen en común un cuervo y un escritorio te la dejo en la siguiente línea (aunque necesitarás un espejo para leerla):
oɹǝɹǝɹqɯos lǝp ɐzuɐuıʌıpɐ ɐl uǝ uǝɔǝɹɐdɐ sop sol

En fin, se me está acabando el post y no os he hablado de Ciencia, ni de Tecnología, ni siquiera de Economía… Un desastre.

Para remediarlo, os pondré una adivinanza, que me ha dejado de regalo la Liebre de Marzo, y a la que todavía estoy buscando una solución definitiva (la que he dado ahora es provisional, hasta que encontremos la definitiva, que será un poco más nation branding). Bueno, aquí va la pregunta de la Liebre:

¿Qué tienen en común los dominios http://www.basque.science y http://www.euskadi.science ?

.

Bonus Track.

Si el de hoy te ha parecido un post muy poco serio, puedes consolarte leyendo el artículo “Lo económico y lo social” que me publicaban ayer en los periódicos del Grupo Noticias.

lo economico y lo socialTambién en PDF: Lo economico y lo social

De ratones y hombres

The best laid schemes o’ Mice an’ Men,
gang aft agley,
 
…de ratones y hombres quedan truncados,
los proyectos mejores
 

Robert Burns, un poeta escocés escribió en 1785 “A un ratón al deshacerle el nido con un arado“, en el que un campesino se lamenta del daño causado a un pequeño ratón al que ha destrozado su hogar. Tomando prestadas dos líneas del poema, el Nobel John Steinbeck escribió en tiempos de la Gran Depresión la excelente novela “De ratones y hombres“, un relato sobre las personas que viven en la cara oscura de la economía.

Por eso, cuando un inglés te dice con una sonrisa “the best laid plans…“, te está recordando lo poco que valen los planes que hacemos los hombres, por muy detallados y cuidadosos que sean. Me lo recordaba esta semana un compañero de viaje, que me mandaba el link a un interesante artículo que publica el número de este mes del HBR “Why strategy execution unravels and what to do about it“. Merece la pena.

Claro que el escocés Robert Burns no había previsto el caso de que el plan fuese de una mujer, y quizá por eso el Plan Económico para Escocia que ha presentado esta semana la Primera Ministra escocesa, Nicola Sturgeon, tenga alguna posibilidad de éxito : )

Por eso o porque los cuatro ejes sobre los que se despliega la estrategia (Inversión, Apostar por la Innovación, Luchar contra la Desigualdad y Potenciar la Internacionalización) son muy acertados. Por cierto que la Inversión empieza por las personas, no por el ladrillo. Me parece bien que apueste por la solidaridad en el cuarto  eje, pero también dedique los tres primeros a apostar por crear las condiciones para crear riqueza.

Scotland Economic Strategy Y también porque el plan no es complaciente y compara a Escocia con los mejores. Lo hace por ejemplo cuando habla de la inversión en Ciencia y Tecnología. Escocia es líder mundial en investigación en la Universidad, pero está muy atrasada en la investigación desarrollada en la empresa. Y la Estrategia lo reconoce abiertamente, y para empezar a solucionarlo, se compara con los mejores. No está mal, quizá nosotros debiéramos aprender esa lección, y empezar por ese principio.

Scotland HERD BERDY también por eso Nicola Sturgeon se ha ido a presentar la Estrategia a Calnex Solutions, una PYME con capital escocés que exporta el 95% de su producción gracias a su liderazgo en tecnología, porque ese es el camino para construir el futuro de un país.

Y por eso también ha incorporado esta semana al Council of Economic Advisers del gobierno escocés a la Profesora Mariana Mazzucato, una de las voces más autorizadas en este momento sobre el papel clave de la Administración en el impulso de la industria a través de la inversión en ciencia y tecnología, añadiendo además la necesidad de apostar por un crecimiento inclusivo. No te pierdas su artículo “How to Make Smart Innovation-Led Growth also Inclusive Growth”, en el libro “New Perspectives on Industrial Policy for a Modern Britain” que se publica en breve.

Me parece que acierta mucho Escocia en la definición de su estrategia y le deseo toda el acierto del mundo en su despliegue. Para construir el futuro, es preciso trabajar en la identidad de un país cohesionado (y no dividido por la desigualdad), con un proyecto coherente que apueste por las personas, el conocimiento y la industria.

No hay otro camino.

Asesinato en la Catedral

Ahora está claro mi camino, ahora es  su sentido manifiesto
La tentación no volverá de esta forma
La tentación postrera es la traición más grande
Hacer lo que conviene por un motivo falso

Tomas Becket, en “Asesinato en la Catedral”

El lunes, comiendo con nuestro invitado, Manuel Conthe, me hablaba de lo que él llama el “efecto Becket”. Se refería al personsaje histórico Tomás Becket, al que el Rey Enrique II nombró Lord Canciller de Inglaterra y también Arzobispo de Canterbury.

Después de años de amistad y leal servicio, ambos acaban irremediablemente enfrentados por el devenir de las relaciones entre la Iglesia y el Reino. Y el “efecto Becket” al que se refería nuestro invitado se refiere a ese supuesto conflicto de lealtades ¿qué va primero, la lealtad al líder, o la lealtad a las propias ideas y creencias?

Desde luego a Enrique II le parecía que lo primero. Su ira por lo que él consideraba la traición de su amigo acabó con Becket asesinado en la catedral a manos de hombres del Rey. La excelente película “Becket” (Glenville, 1964), que a su vez se basaba en la obra de teatro “Becket o el honor de Dios” (Jean Anouilh, 1959), nos cuenta esta historia de manera magistral (si sacas un ratillo, doce nominaciones y un Oscar al Mejor Guión Adaptado,se merecen unas palomitas, hay películas que no pasan de moda).

7261803_f1024Muchos males de los que nos aquejan vienen de esta idea que asalta a quienes tienen la responsabilidad de gobernar países o empresas: quienes no apoyan sus decisiones, se convierten en enemigos y traidores. Y así acaban rodeados de coros de palmeros, siempre preparados a aplaudir las decisiones de su líder, siempre comprensivos con sus debilidades, siempre listos para pasar por la espada a los que tengan la osadía de disentir.

Claro que asumir el papel de Tomas Becket no es sencillo. El Nobel T.S. Elliot retrata a la perfección en “Asesinato en la Catedral” las dudas de Becket, tentado de cuatro maneras distintas que le invitan a escapar de lo que es su obligación moral: defender sus ideales. Esta necesidad de personas que luchen por sus ideales es una constante en Elliot, que en “Los hombres huecos” nos explica que el fin del mundo no vendrá por un conflicto, sino por la mediocridad de los que se conforman y se dejan llevar por las conveniencias (“This is the way the world ends. Not with a bang but a whimper).

Por eso he tenido tanto honor en prologar el libro que ha presentado esta semana en Pamplona Javier Uriz “La creación de riqueza en la empresa española. Un libro en el que desde la responsabilidad de las propias ideas y creencias, Javier cuestiona los males que aquejan a nuestras empresas y al entorno que las rodea, sin temor de enfrentarse a dogmas como la propiedad de la empresa, para volver a poner en el centro a la persona, y a su responsabilidad.

Eso necesitamos, me parece, personas que no hagan y digan lo que conviene, sino lo que su conciencia les diga que es su deber hacer y decir. Haríamos bien nuestro trabajo en la Universidad si tan solo fueramos capaces de educar a nuestros jóvenes en esa sencilla norma de conducta.

Paradojas de la historia, fue Enrique II el que dio un impulso decisivo a la primera Universidad en el Reino Unido. Los jovenes ingleses iban a estudiar a París, y volvían demasiado leales a la Iglesia para gusto de su Rey, así que en 1167 les prohibió que fueran a estudiar a Francia. Como consecuencia, Oxford se convirtió en el centro universitario de referencia en UK, del que después se escindió en 1209 Cambridge. Sin duda, su amigo y mentor Thomas Beckett enseñó bien a Enrique, y le explicó que apostar por el conocimiento, era la más segura de todas las apuestas para un reino…

 

 

 

Entre Escila y Caribdis

Hoy ha estado nuestra amiga Angela Merkel en el Vaticano, y Francisco le ha regalado la medalla con la imagen de San Martín ofreciendo su manto a un pobre. El Papa le ha explicado que le gusta regalar esta imagen a los jefes de Estado porque “pienso que su trabajo es proteger a los pobres”. Y Merkel ha respondido, toda entera, con un “nosotros tratamos de hacerlo lo mejor posible”. Menos mal, he pensado yo…

merkel-papa-francisco--644x362Me he acordado de cuando le pregunté la semana pasada a Antonio, el conductor mexicano que nos llevaba desde la frontera de Guatemala hasta San Cristóbal de las Casas, que quién iba a ganar las elecciones que tienen este año en el Estado de Chiapas. Antonio, una persona que de joven fue a trabajar a la construcción en DF para progresar y había regresado “porque aquello era peor”, retiró un momento la vista de la carretera para mirarme a los ojos, y decirme con esa música con la que hablan los mexicanos:
- Qué importa quién gane, todos son iguales.

Antonio hablaba con orgullo de sus raíces indígenas, y que ahora por fin en los colegios de Chiapas habían conseguido que fueran profesores que, además de castellano, hablaban su lengua tzeltal. También se iluminaban sus ojos cuando nos habló de su hijo mayor, que hablaba 5 idiomas y se ganaba bien la vida como guía turístico. Me dejó impactado su educación, su profundo conocimiento de la cultura y de la historia de su pueblo. “Hay que conocer de dónde venimos, señor…” me dijo con su amable sonrisa cuando llegábamos al aeropuerto de Tuxtla.

Ya en el avión de vuelta, en la prensa económica me encontraba con los titulares de la semana, la negociación entre el Eurogrupo y Grecia. Pensé para mí, en Europa no es muy diferente, todos son iguales. Navegantes perdidos que deben atravesar el estrecho paso entre Escila y Caribdis. En un lado, la sociedad cansada de ver cómo la desigualdad sigue ganando terreno cada día. En el otro lado, la austeridad impuesta por la troika y los mercados.

Ni la sociedad ni los mercados están dispuestos a hacer concesiones, y van tirando de una cuerda cada vez más tensa. En los dos lados de la soga, la misma presión del corto plazo: o las próximas elecciones, o el próximo hito de negociación de la deuda soberana. No hay espacio para las inversiones a largo plazo, públicas y privadas, que serían la única forma de volver a crear riqueza de forma sostenida, como explicaba ayer el Nobel Michael Spence en su magnífico último post en Project Syndicate.

Aunque ya sabéis que Ulises, con la ayuda de Atenea, consiguió atravesar en dos ocasiones el angosto desfiladero entre los dos monstruos (aunque la primera perdió a seis de sus tripulantes por acercarse demasiado a Escila, y la segunda fue el único superviviente…)

Supongo que siguiendo el ejemplo de Ulises, el laborista británico Ed Miliband contrató hace un año a David Axelrod, el estratega que asesoró la campaña del “Yes, we can” de Obama (los estrategas electorales son una especie de nuevos dioses, supongo). Sin duda siguiendo sus consejos, los laboristas han publicado esta semana “A better plan for Britain’s Prosperity“. He leído el capítulo Using public investment to support science, innovation and strategic sectors y casi me echo a llorar de la emoción.

También leía en el mismo periódico que Ciudadanos presentaba su programa económico, asesorados por los prestigiosos economistas Luis Garicano y Manuel Conthe. He visto que en el programa se comprometen a llevar la inversión en I+D en España al 3% del PIB. Bien por ellos. Aunque como no es la primera vez que leo esa promesa en programas electorales, he pedido a mi tripulación que en esta ocasión me aten al mástil de la nave, no vaya a ser que me vea arrastrado por cantos de sirena…

Mientras voy atado y oigo estos cánticos, me acordaré de la mirada de Antonio, conduciendo entre cafetales, con esa sabiduría milenaria de los indígenas chiapanecas. También en la medalla de San Martín que regala Francisco, y en su mensaje.

No creo que consiga que le contraten como asesor de campaña, aunque quizá en ese mensaje resida la última esperanza que le queda a Europa.

 

Bonus Track

By the way, este lunes 23, Alumni La Comercial trae como invitado a Manuel Conthe, que no viene a hablar de política ni de programas electorales, sino de su último libro “Pensar con Arte”, con sesenta historias protagonizadas por personajes del mundo del Arte y de la Historia.

Si os apetece acercaros, ya sabéis que la Universidad es vuestra casa.

El Señor de los Espejos

“Si no puedes tener la razón y la fuerza
escoge siempre la razón y deja que el enemigo tenga la fuerza.
En muchos combates puede la fuerza obtener la victoria,
pero la lucha toda, sólo la razón vence.
El poderoso nunca podrá sacar razón de su fuerza,
pero nosotros siempre podremos obtener fuerza de la razón”
Subcomandante Marcos, en “El Señor de los Espejos”

Ando estos días en Chiapas, en México, visitando el proyecto Capeltic, una iniciativa que he conocido gracias a Alboan. En esencia, se trata de un movimiento cooperativo que trata de crear las condiciones para un desarrollo económico sostenible en las comunidades que cultivan el café en este territorio. Otro día os contaré más cosas de este proyecto, en el que estamos tratando en Deusto de aportar un granito de arena, junto con otras Universidades. Aunque en este caso quizá sea más apropiado decir un granito de café : )

Y quizá, más apropiado todavía, sea reconocer que en estos temas de econonomía solidaria, tenemos más por aprender que por enseñar. No en vano, en este estado de México la desigualdad campa a sus anchas desde hace siglos, que ya Bartolomé de las Casas en el Siglo XVI tuvo que escribir la “Brevísima relación de la destrucción de las Indias” para protestar por tanto desastre… (la ciudad de San Cristóbal de las Casas desde la que escribo este post lleva en su nombre “de las Casas” en honor a este joven)

Aquí también se hizo famoso el “Subcomandante Marcos“. Si eres joven no tendrás ni idea de quién te hablo, y si tienes alguna edad como yo, igual ya no te acuerdas de su pasamontañas y su pipa… Desde que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional dejó las armas en 2005, sus apariciones en los medios han sido mucho menos frecuentes. Yo no me había enterado, pero el año pasado 2014 en Mayo, él mismo anunció en un comunicado (“Entre la luz y la sombra”) que el Subcomandante Marcos desaparecía, aunque no su lucha.

subcomandante-Marcos-manda-comunicado-tras-1750906He estado leyendo aprovechando el insomnio del cambio de hora varios textos y fragmentos de entrevistas con este joven, incluyendo la que transcribió Vazquez Montalbán en el libro “El Señor de los Espejos“. Me ha gustado su mensaje, especialmente en la última época en la que descubre con claridad que la violencia nunca es la solución…

Me ha impactado también la forma en la que crea el personaje, y su habilidad para ganarse a los medios de comunicación. Antes de que existieran los blogs y los posts, en más de 200 ensayos e historias, el Subcomandante Marcos dejó un cuaderno de bitácora de su viaje lleno de relatos y fábulas en las que incansablemente transmite su mensaje. Antes de que existieran youtube, deja innumerables vídeos virales que son piezas maestras de la comunicación (a pesar de que el pasamontañas no nos deje leer las expresiones de su rostro).

Sin duda trabajar por reducir las desigualdades que todavía nos dividen es una causa que merece la pena, quizá más que trabajar por la apuesta por la industria y el conocimiento, la ciencia y la tecnología. O quizá sean caras de una misma moneda, y tenga que encontrar la forma de integrarlas, para entender cómo puedo ayudar, qué hago con el tiempo que me queda.

Quizá también, para evitar represalias, tendría que inventarme un Comandante para abordar esa batalla. Podría llamarle “Comandante Imaginario”. Me refiero, claro está, a la raíz cuadrada de -1,, porque el nombre “Comandante Cero” ya está cogido : )

Pensaré en ello. Lo mismo en el siguiente post os dejo un vídeo revolucionario, con pasamontañas y pipa (claro que no sería yo, sería el “Comandante Imaginario”) Tú, mientras tanto, vete pensando que te llevarás cuando tengamos que echarnos al monte.

Siguiendo un cometa

Entre todo lo que llovió la semana pasada, y todo lo que ha nevado ésta, hemos tenido el cielo bastante encapotado. Tenía yo la ilusión de haber visto el cometa Lovejoy, que ha estado de visita estas semanas, pero de momento no he tenido demasiada suerte. Lo mismo tengo que esperar a dentro de 8.000 años, que es lo que tardará en volver a pasar.

Otros cometas son menos esquivos, como el Halley, que pasa cada 76 años. Ya sabéis que el escritor Mark Twain nació en una visita de este cometa, y se fue en la siguiente (como él mismo había predicho que sucedería). No deja de ser una forma elegante de llegar y de despedirse ¿verdad?

Te cuento esto porque el otro día comentaba con un alma gemela que esto de defender la apuesta por el conocimiento escribiendo un post cada semana, y dando conferencias cada vez que nos llamaban, era una tarea a la que quizá debiésemos poner fecha de caducidad. No porque vayamos a dejar de creer en ello, sino porque puede llegar un momento en que acabemos aburriendo (o cabreando) a todo el mundo. A veces nos queda esa sensación, a mi alma gemela y a mí… Así que igual voy buscando en el cielo una estrella, un cometa o una nebulosa que me permita despedirme de forma elegante.

O un aniversario de alguna fecha señalada. Hubiera podido hacerlo este miércoles, que se cumplían 10 años del día que me incorporé a IK4 el día de su presentación en sociedad, allá por el año 2005, O el próximo 5 de julio, que se cumplirán 8 años desde que me incorporé a Innobasque, el día de su creación… O el día siguiente, 6 de julio, que se cumplirán 7 años desde mi primer post en Thought in Euskadi “Yes, we can!”. 

O quizá el título de ese primer post sea una pista, y deba esperar al último día del cometa Obama, que dentro de unos meses se despedirá de la Casa Blanca, tras ocho años de mandato. Es de los pocos líderes que siempre ha defendido con claridad esto del I+D, primero en los discursos, y luego en los presupuestos.

01202015_Barack-Obama_Barack-Obama-FacebookHace unas semanas lo decía alto y claro en su penúltimo “Discurso del Estado de la Unión“. Te dejo los fragmentos relevantes, aunque te invito a que lo leas entero, los discursos de Obama son casi siempre obras maestras de la oratoria.

“Las empresas del siglo XXI dependerán de la ciencia, la tecnología, la investigación y el desarrollo que se realice en Estados Unidos (…) Ahora, la verdad es que cuando se trata de temas como la infraestructura y la investigación básica, sé que tenemos el apoyo bipartidista en esta cámara. Me lo han comunicado miembros de ambos partidos.

Sin embargo, solemos toparnos demasiado a menudo con dificultades insalvables cuando intentamos decidir cómo pagar esas inversiones (…)

Este año tenemos una oportunidad de cambiar todo esto.”

 

y esta semana pasada lo ha cumplido, presentando un proyecto de presupuestos con un un incremento de la dotación de I+D de casi el 6%, y el anuncio de nuevas medidas fiscales para apoyar el I+D privado. Ya veremos lo que queda después de pasar por el Congreso y el Senado, donde los republicanos y los lobbies esperan los presupuestos con el cuchillo y el tenedor…

En fin, seguiremos vigilando el cielo, leyendo libros y viendo películas, a ver por dónde llega mi estrella. Precisamente hace unas semanas se estrenó “Comet” en USA, cualquier día llegará por aquí. Un película muy original sobre la historia de una pareja en un universo paralelo, al que entran mientras contemplan la lluvia de estrellas que trae la cola de un cometa…

comet_970x390_TOPPER_3c