Ulises, en el octavo círculo del infierno

Considerad vuestra simiente:
hechos no fuisteis para vivir como brutos,
sino para perseguir virtud y conocimiento
La Divina Comedia, Canto XXVI, Infierno

Os hablaba en mi último post del noveno círculo del infierno de Dante. Algunas personas que trabajan día y noche por la Ciencia y la Tecnología en este pequeño gran País me dicen que he sido injusto y desproporcionado, y que antes de condenar públicamente a las penas del infierno a alguien, debería ser más prudente. Tienen razón.

A ellas les quiero pedir perdón. A veces los recursos literarios se nos van de las manos, y acaban haciendo heridas a personas a las que aprecio y respeto. Todas mis disculpas, no soy yo de mandar a nadie a los infiernos, salvo quizá a mí mismo. En esto último, debo decir que he tenido algún éxito, y esta semana me he quedado a vivir en el noveno círculo, el que habitan los traidores.

He tenido de vecino, en el octavo círculo (el de los embaucadores), a mi viejo amigo Ulises. Dante le condena en la Divina Comedia a ese círculo por la pasión desmedida de hacerse una última vez a la mar, en busca de nuevo conocimiento, arrastrando con él a una muerte cierta a sus fieles compañeros. Dejadme que le deje el teclado a Borges, él lo explica mucho mejor que yo:

Ulises deja a Penélope y llama a sus compañeros y les dice que aunque son gente vieja y cansada, han atravesado con él miles de peligros; les propone una empresa noble, la empresa de cruzar las Columnas de Hércules y de cruzar el mar, de conocer el hemisferio austral, que, como se creía entonces, era un hemisferio de agua; no se sabía que hubiera nadie allí. Les dice que son hombres, que no son bestias; que han nacido para el coraje, para el conocimiento; que han nacido para conocer y para comprender. Ellos lo siguen y “hacen alas de sus remos”…

A Ulises y a mí nos arrastra la pasión, y probablemente nuestro destino sea acabar en el infierno, lo tenemos bien merecido…

A mí me arrastra la pasión por nuestro sistema de Ciencia y Tecnología, me duele hasta las lágrimas, me consume por dentro. Es más fuerte que yo, y que mi prudencia, es más fuerte que el respeto y el cariño que debo a las instituciones y a las personas que en cada momento deben asumir la difícil y dura tarea de defenderlas. Entiendo que ellos deben mantenerse cuerdos, cuando otros nos volvemos locos.

Así que pido perdón, de corazón, porque una vez más debo hacerme a la mar, a la que pertenezco. Que nadie me siga, y que nadie se sienta agredido, no quiero arrastrar a nadie a este infierno que habito. El mismo Borges nos avisa de que no es fácil distinguir la noble pasión Ulises de la oscura obsesión del capitán Ahab…

Tenemos la empresa insensata del mutilado capitán Ahab, que quiere vengarse de la ballena blanca. Al fin la encuentra y la ballena lo hunde, y la gran novela concuerda exactamente con el fin del canto de Dante: el mar se cierra sobre ellos. (…) Salvo que Ahab no está movido por ímpetu noble sino por deseo de venganza. En cambio, Ulises obra como el más alto de los hombres. Ulises, además, invoca una razón justa, que está relacionada con la inteligencia, y es castigado.

Sin duda yo seré Ahab, enredado en mis obsesiones, o quizá el anciano pescador de “El Viejo y el Mar”. Ya os hablé de ello una vez ¿recordáis? Entonces era con el PCTI 2015, en Diciembre del 2011… Y antes todavía os hablé de la caza de las ballenas, de aventuras locas y aventureros cuerdos, en Diciembre de 2009. Sí, sin duda soy Ahab, y mi destino será hundirme amarrado a mi ballena, la Ciencia y la Tecnología de este pequeño gran País.

captain-ahab-whale-notes-007Pero dejadme hoy, antes de hundirme, que sueñe un momento que soy Ulises, y que me embarco una vez más, en una aventura loca (tanto da, hacer de Euskadi el referente europeo de innovación, o de Deusto Business School la mejor escuela de negocios del mundo…). Dejadme pensar que es posible, dejadme embarcar…

Allí está el puerto; el barco extiende sus velas;
allí llama el amplio y oscuro mar. Vosotros, mis marineros,
almas que habéis trabajado y sufrido y pensado junto a mí,
y que siempre tuvisteis una alegre bienvenida
tanto para los truenos como para el día despejado, recibiéndolos
con corazones libres e inteligencias libres, vosotros y yo hemos envejecido.

La ancianidad tiene todavía su honra y su trabajo.
La muerte lo acaba todo: pero algo antes del fin,
alguna labor excelente y notable, todavía puede realizarse,
no indigna de quienes compartieron el campo de batalla con los dioses.

Las estrellas comienzan a brillar sobre las rocas:
el largo día avanza hacia su fin; la lenta luna asciende; los hondos
lamentos son ya de muchas voces. Venid, amigos míos.
No es demasiado tarde para buscar un mundo nuevo.
Zarpemos, y sentados en perfecto orden hiramos
los resonantes survos, pues me propongo
navegar más allá del poniente y el lugar en que se bañan
todos los astros del occidente, hasta que muera.

Es posible que las corrientes nos hundan y destruyan;
es posible que demos con las Islas Venturosas,
y veamos al gran Aquiles, a quien conocimos.

A pesar de que mucho se ha perdido, queda mucho; y, a pesar
de que no tenemos ahora el vigor que antaño
movía la tierra y los cielos, lo que somos, somos:
un espíritu ecuánime de corazones heroicos,
debilitados por el tiempo y el destino, pero con una voluntad decidida
a combatir, buscar, encontrar y no ceder.

 

18 pensamientos en “Ulises, en el octavo círculo del infierno

  1. Guiller,
    “Atrévete a estar en desacuerdo” es el título de un vídeo TED que me ha gustado. Al leer tu post, me ha venido a la cabeza.Tenemos mucho que aprender. Un abrazo, Teresa.

  2. Estimado Guillermo.

    Creemos que los que se han sentido dolidos por tu palabras pueden haber cometido el error de no haber mirado en el fondo de las mismas.

    Puede que te pueda la pasión, pero más como a Ulises, que como al capitán Ahab. A diferencia del último, cuyo objetivo no era llegar a ninguna parte, ni crear nada, Ulises sí tiene un objetivo en su largo periplo lleno de peligros, aventuras y algún que otro error….Llegar a su hogar.

    Los que te leemos desde hace tiempo, pensamos que entendimos lo que nos querías decir. Tal vez porque también sentimos que un escalofrío la espalda cuando vimos la disminución de la inversión en I+D.

    De poco sirve tener mas de un 40% de nuestro jóvenes en la universidad o ya formados, si no les damos en nuestro país las herramientas para trabajar, desarrollarse y asegurar el futuro no solo de ellos, sino de su país. Ese es el destino de la I+D.

    En necesario que haya “pepitos grillo” que recuerden que no podemos “dormirnos en los laureles”. Necesitamos personas que nos susurren al oído “Mementō mori “, como a los victoriosos generales romanos, para evitar que caigamos en la autocomplacencia.

    Necesitamos personas que creyendo en el camino que se sigue, “empujen” para que no nos quedemos trabados, ni nos despistemos en las “zonas de descanso”. Sobre todo si esas personas, a su vez, están profundamente implicadas en ese proyecto.

    Los que han visto tu artículo como una crítica dura, no deberían olvidarse del contexto en que está insertada. Parafraseando al extraordinario personaje gallego de la película Airbag: “Lo importante es el contexto”.

    Sigue así. Sabemos que no siempre es fácil. Sabemos que no siempre es entendido por todos. Sabemos que a veces la pasión hace que “nos pasemos de frenada”. Pero también estamos guros de que es una labor esencial. Los fácil es no implicarse, pasar desapercibido, no tomar postura, no arriesgarse. Es fácil, pero no aporta nada a nuestra Sociedad.

    Eskerrik asko Guillermo

  3. Y en el circulo siguiente… “Se presentó Podemos”

    Se ha perdido mucho… Pero seguimos teniendo el vigor, el coraje, la fuerza y la insensatez de mantener la espada en alto y luchar por lo que creemos.

    La acción, el I+D y la capacidad de ver entre la niebla nos harán salir de los círculos actuales hacia un nuevo futuro que nosotros labraremos.

  4. Bien esta pedir disculpas por algún callo pisado “sin acritud” en el fragor de la batalla.
    Pero estoy de acuerdo con otro comentarista. Lo importante es el fondo de la cuestión. Los hechos son tozudos y una frase mal dicha o mal interpretada no te quita razón, habrás cometido un error pero la razón está intacta.
    Y los hechos son que sin un I+D+i, bien planificado y gestionado más una reindustrialización, no hay futuro esperanzador para un país. Que además el espíritu innovador eficaz y eficiente debe salir a la calle y penetrar en toda la sociedad.
    Y el dinero no lo es todo, cierto, hay que gestionarlo sensatamente y con criterio, sabiendo que de diez intentos, nueve son experiencia y uno puede llegar con éxito al mercado.
    A pesar de todo hay que intentarlo….desesperadamente. Hay que buscar nichos y hacerse fuerte en ellos.
    Y no vale compararnos en % en I+D de PIB con otros países, el 2% de mil es bastante más que el 4% de 100. No nos engañemos.
    Yo creo que ya tenemos bastante bien diagnosticado el problema. Ahora es el momento de “poner el cascabel al tigre”. Ahorrar en lo aplazable y volcarse en proyectos de I+D+i que aumenten nuestro PIB. Ya.
    Aún teniendo éxito no será tan fácil, El I+D+i suele venir de la mano con un aumento de la productividad y eso puede significar reducción de algunos puestos de trabajo. En eso también hay que hacer innovación y planificar como resuperarlos.
    Decía un buen amigo. Tenemos mucha geste de 40 a 60 años, experimentada, preparada y parada. ¿No hay forma de aplicar esta capital a, por ejemplo, nuestras PYME más pequeñas que una gestión integral les suena a música celestial porque les come el día a día? Eso también es Innovar.
    Animo Guillermo que tu señalas a la Luna y algunos se han quedado enganchados del dedo que señala.

    • Mil gracias Luis, nuestras reflexiones caminan juntas,
      Sin duda el reto del empleo es crítico, no podemos tener una sociedad dividida por lo que tendría que unirnos, proyectos en los que todos podamos caber. Abrazo!

  5. Cuando uno siente necesidad de pedir disculpas, nada más liberador… Lo malo es que a veces, tratando de aliviar a quien molestamos, nos flagelamos en exceso y eso no está bien. Lo dicho, dicho está, y no sólo está sustentado en datos, sino que su objeto era llamar la atención sobre una realidad. La visión era crítica, sí, pero cualquiera con la mirada limpia puede ver que su ánimo era constructivo. Corregir rumbo cuando aún hay margen.

    De todos modos, Guillermo, más allá de si la apuesta por la I+D va por buen camino, más allá de las discrepancias sobre enfoques o recursos dotados, a mí lo que preocupa es comprobar que no cambiamos. Que el libre pensamiento y no digamos, su libre expresión, siguen sin ser bienvenidos. Para luego llenarnos la boca diciendo justo lo contrario… ¿Y cómo avanzamos entonces? Las buenas cabezas, alineadas o no con la corriente, deben ser aprovechadas. Ejercicio de responsabilidad cuando el fin último es Construir.

    Y sobre las traiciones, yo diría que la menos perdonable es la traición a uno mismo. Herir a otros quita el sueńo, pero no atender a nuestros valores y creencias, quita la paz.

  6. Amigo Guiller,
    Cuando te leo intento comprender lo que pasa y me recuerda lo que mi vida profesional me ha enseñado.Siempre hay que apuntar alto,como nos enseñaron en nuestra querida Universidad Comercial.Pero,al mismo tiempo,hay que ser conscientes de las dificultades que nos presenta la realidad.Cómo lograr avanzar hacia el objetivo ambicioso en un mar de dificultades,es la labor que se nos pide a los que debemos liderar.Besarkada handi bat eta beti aurrera.

  7. Egun on Guillermo.

    Por aquello de que no me gusta criticar pero sí ser crítico, pero con demasiada frecuencia no mido bien mis palabras o hablo demasiado (y mira que mi amona Nieves intentó educarme bien …), un buen amigo me dijo (como aquí nos gusta a todos el cine en versión V.O.S. lo mantengo en versión original) algo así como:

    “The motive behind criticism often determines its validity. Those who care criticize where necessary. Those who envy, or have ill intent, criticize the moment they think that they have found a weak spot.”

    Siguiendo esta premisa, tus intenciones son claras, te preocupa el País y, los que te leemos y te conocemos tenemos bastante claro que es una preocupación que viene de hace años y que, con sus picos y valles, seguirá por, espero, muchos años más.

    Y eso es bueno. El tener gente como tú preocupándose por el País.

    Y de paso haciéndonos las “etxeko lanak” cada domingo en este rincón del ciberespacio a los demás. 🙂

    Besarkada estu bat.

    Asier

  8. Y me vienen a la memoria unos versos de Victor Hugo…
    A nous dix, nous primes la ville;
    –Et le roi lui meme!–Apres quoi,
    Maitres du port, maitre de l’ile,
    Ne sachant qu’en faire, ma foi,
    D’une maniere tres civile,
    Nous rendimes la ville au roi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s